lunes, 8 de enero de 2018

Curso Galo (6) de running - El Fartlek

Cuando era pequeño le hice a mi padre un pequeño marco con fotos para pegarlo en el salpicadero del coche, debajo de las fotos de los cuatro hermanos y mi madre ponía: "Papá, no corras" 

Tiene cojones la cosa, y ahora escribo un curso para que no solo corramos todos, sino que lo hagamos lo mejor posible y disfrutando.

También recuerdo que en casa de mi padre el unico gordo con barba que gusta es Bud Spencer y por su poetica Galleta Castellana a mano abierta; así que los juguetes los traian los Reyes Magos; y estos los traen tan cerca de la vuelta al cole que el primer día de colegio en mi infancia, los niños llevabamos juguetes y nos dejaban usarlos en clase. 

Así que, como hoy es el primer día de Curso Galo de Running, hablaremos de jugar. Concretamente del archifamoso "Juego de velocidad"... no os suena, ¿verdad? ¿y si os digo Fartlek? ¿mejor?... bueno, no os preocupeis que lo hablamos ahora. 

 

Lo primero, Fartlek es una palabra sueca como Ikea, que quiere decir "juego de velocidad" y que está tremendamente aceptada para referirse a un tipo de entrenamiento. Incluso los que exiguen mantener Correr o Atletismo y no decir Running la utilizan tranquilamente como palabra perfectamente española.

Todo lo sueco tiene nombres feos menos 
Victoria, que no tiene feo ni el nombre

¿En qué consiste? 

En correr constantemente con cambios de ritmo muy apreciables, un poco muy rapido, un poco lento, muy rapido otra vez, lento de nuevo...de aquí el nombre, jugar con la velocidad. No vale pararse ni caminar. 

¿Cuándo lo hacemos? 

Si llevas poco tiempo corriendo (eres muy novato, con cariño) tomatelo con calma, todos los entrenos que impliquen alta intensidad significan que habrá mucho desgaste, no hagas cambios muy bruscos que te puedes romper. 

 
Si eres novel, precaución

¿Para qué vale? 

Primero para relativizar el tiempo y el espacio, si te toca hacer un Fartlek por tiempos y has de hacer 1 minuto rapido, 1 minuto lento, 1 minuto rapido, 1 minuto lento; apreciaras enseguida que el minuto rapido parece un descanso publicitario de Antena 3 mientras que el minuto lento pasa tan rapido como Bolt en los 100 metros lisos.

Segundo, para darte "caballos" (repris, que dice mi padre). Te pone agil ante los cambios de ritmo en carrera, prepara tu cuerpo para un esfuerzo extra en un momento aleatorio, para subir una cuesta corta sin bajar tu ritmo, por ejemplo. 

El perro ladra, la vaca rie y el caballo se descojona

¿Como lo hacemos? 

Conozco tres maneras de hacerlos, y os las ordeno según me molan menos a más. 

1.- Por distancia: Una distancia rapida, una lenta. La lenta mucho más corta, para que no descansemos demasiado; por ejemplo 300 metros rapidos, 100 lentos, 300, 100, 300, 100. Así, unos 20 minutos. 

2.- Por tiempos: Yo me lo paso genial haciendo piramides, es un poco duro pero lo paso genial. Algo así: 1 min rapido, 4 lento, 2 rapido, 3 lento, 3 rapido, 2 lento, 4 rapido, 1 lento, 1 rapido, 2 lento. Pero también puede trabajarse con segmentos de tiempo fijos, o más largos, o más cortos. Cada configuración tiene un objetivo y seguro que vuestro entrenador sabe lo que quiere cuando os las pone.

3.- En grupo: Sin duda, la más divertida... Se decide un tiempo máximo y minimo para la fase lenta y la fase rapida y un orden de "saltadores". Y se empieza a correr, todos juntos a ritmo lento. 

Cuando el primer saltador quiera (dentro de los tiempos minimo y máximo marcados), "salta" del grupo con un cambio de ritmo y los demás tratan de seguirle hasta que decide volver al ritmo lento (de nuevo, respetando tiempos). Turno del segundo saltador, cuando quiera, y así consecutivamente. Así es puro juego y no como no sabes exactamente cuando toca el cambio, te mantiene atento, mucho más parecido a cambios de ritmo en carrera.

#BeGalo