miércoles, 11 de mayo de 2016

Acogida temporal de menores

Hay muchas maneras de ayudar a otros, de algunas ya hemos hablado en La aldea. Unas son más faciles y divertidas #KmsXalimentos o #GaloTazaSolidaria, otras son simplemente hacer unos clicks, como donar dinero a cualquier fundación o reto de algún @DrinkingRunners (es raro que ninguno esté liandola para ayudar, que equipazo)... y otras te implican un poco más, como hacerte Donante de Organos o Donante de Medula.

Hoy quiero hablaros de una que para mí es de autenticos valientes, seres humanos con mayusculas, que se merecen toda mi admiración y respeto.



He tratado de conseguir algo de información del proceso, tal y como suelo hacer, pero lo he dejado. Me ha dado miedo, miedo de que al saber más, me interesara más y termine apuntandonos a algo que sé que no quiero hacer; aunque sea maravilloso.

¿Sabéis lo que es una Familia de Acogida? Por diversas circustancias (problemas con la justicia, viajes fuera del pais sin la documentación adecuada, fallecimiento) un menor de edad puede quedarse en situación de desamparo temporal. El Estado puede hacerse cargo de él, pero también puede tener una Familia de Acogida.

Por lo que he investigado (lo siento, de veras no he querido que fuera mucho), depende de la comunidad autonoma concreta. Si buscais en Google "Familia de acogida" y vuestra comunidad, encontraréis mucha información.

El proceso siempre es tedioso, similar al de una adopción. Vais a pasar entrevistas personales, psicologos, os van a investigar, a volver a entrevistar, y todo esto para empezar. Es importante asegurarse que vais de buena fe y no sois unos pervertidos y que vais a ser capaces de gestionar la acogida. Aunque nos cueste creerlo, hay gente capaz de hacerse pasar por una gran persona para hacer el mal a un menor o para ganar dinero.


Este proceso puede echaros para atras, minaros la moral. Si de verdad estáis convencidos, no desespereis. El hecho de haberos apuntado es ya meritorio, y si no os aceptan, no pasa nada, no todo el mundo puede hacer todo; y el que os diga lo contrario, os miente. 

Si vais pasando todos los filtros; un día os llaman y os dejan al menor bajo vuestra responsabilidad, como cuando se sale del hospital, teneis un hijo. Pero cuando se sale del hospital es un bebé, y aqui puede no serlo.

Dicen los que lo hacen que merece la pena, que los niños suelen estar faltos de cariño y que agradecen y devuelven con creces el que les das (a veces no el primer día, ni el primer mes), que todo el tedioso proceso merece la pena. Incluso el día que se va, para volver con su familia.



Yo no lo dudo, pero seguro que no es para mí. Hay seres humanos que son autenticos superheroes y yo no llego a tanto.

Si quereis leer un poco más, esta entrevista a mí me gusta bastante.