martes, 19 de abril de 2016

¿El running es una religión, o son muchas?


Una vez pensó en levantarse del sofá para ir a la montaña y luego dijo "que venga ella, que a mí me da pereza".

A esto hay que reconocerle su mérito, yo lo he intentado con el mando de la tele y no he sido capaz, hasta le he gritado...nada, no se ha movido ni un poco. Es verdad que yo tengo la fe que tiene una alubia pinta y la misma capacidad de concentración, pero el maestro Yoda sí tenía y no pasó de espadas laser... una montaña la ha movido uno y solo uno. 

Tó esto antes era montaña, un día la llamarón y se fué


Ese que, entre los profetas, era envidiado por librarse de las agujetas. Jamás tuvo la necesidad de bajar unas escaleras hacia atrás ni subirlas de lado, siempre se levantó de la cama sin hacer la croqueta y nunca sufrió para adelantar a sus hijos pequeños en una carrera por el pasillo. Cuando tenía el antojo de algo que estaba lejos, se traía lo de lejos para casa. Vamos, como cuando llamas tú al Telepizza, pero sin preguntar por las ofertas.

Cada uno tiene sus gustos

Nunca intentó un record. El hecho de que sea la montaña la que venga y no tú el que vayas te evita ciertas incomodidades como quitarte el pijama o soltar el café, pero la montaña va a sus ritmos. Ya lo dice el refrán: las cosas de montaña, van despacio.


No sé si recordáis a Eva Hache haciendo chistes sobre futbolistas en la gala del futbol. Es verdad que no eran muy buenos, pero yo creo que le fallo más el público. Los futbolistas no son muy de reírse de sí mismos en general. Una pena, porque con lo fácil que es podrían estar riendo mucho tiempo.

Es que dan mucho juego. Menos Arbeloa, que lo quita.

¿Qué a qué viene esto? pues a que a lo mejor te hacen gracia los siguientes párrafos, a lo mejor te ofenden un poco. Yo prefiero que te hagan gracia, porque con esa intención van, pero será culpa mía si te ofenden.

Que distintos somos unos runners de otros, ¿verdad? compartimos mucho, pero somos tan diferentes. A mí eso me gusta, quiero a pensar que no me caso del todo con ninguno, como con las religiones.

¿tienes un minutito para cambiar tu vida?

Tenemos runners "Testigos de Jehova", esos que parece que les van a regalar dorsales para la Behobia-San Sebastian por cada convertido a su causa. Seguro que tenéis un par de ellos alrededor, son muy fáciles de reconocer. Como los ex-fumadores se pasan el día intentando volverte uno de ellos con grandes argumentos "yo antes era un mierda y me ahogaba en dos pasos, pero ahora.... ahora corro maratones y no se me escapa nunca el bus" efectivamente, ahora eres un mierda que corre maratones. Lo de mierda y lo de maratones no es incompatible. 

¡Yo antes era un sedentario! ¡Alabemos a Jurek!

Tenemos runners "Evangelistas", son difíciles de distinguir de los anteriores para los no expertos. Este tipo de runner también incluye el predicar como una parte importante de su misión en la vida, pero el Evangelista se basa más en el libro sagrado (que puede ser "nacidos para correr" o "Manual del buen corredor", depende de la rama exacta) y no te cuenta sus experiencias, sino testimonios de otros... "mi vecino se ahogaba, cada noche le oíamos toser que pensábamos que se moría. Un día encontró la luz en Jurek"

 
¿Dónde está la Meca, aquí o allí?
Hay runners "Islamistas". Algunos otros runners les miran mal, porque tienen fama de tomarse las cosas muy a pecho, pero la mayoría no. Cada entreno se termina estirando mirando a Nueva York, y al menos una vez en la vida han de correr esa maratón, no beben alcohol, se sienten fatal si comen bacón y solo pueden tomar geles si estos han sido abiertos de la forma tradicional.

Por tener, tenemos hasta "Amish". Estos odian las tecnologías, piensan que son lo que traerá el fin del running, así que las rehúyen. Van con sus camisetas de algodón, sus calcetines con dos raquetas cruzadas y sus zapatillas de toda la vida. Es muy difícil entablar contacto, son temerosos de que les contagies con tu mp3 y tu GPS... pero si te acercas despacio y guardas respeto a sus costumbres, pueden enseñarte muchos secretos.


Respect!

Existe también el falso creyente, como en todas las religiones.  

Uno que dice que es runner y que todos lo somos, pero entrena las mismas veces que reza (ninguna), que va a carreras las mismas veces que al templo (San Silvestre, bodas y comuniones.. y solo si no hay un bar cerca), se ofende si alguien se mete con los runners tramposos como Marta Dominguez porque ¡Marta Dominguez no es el running, el running somos nosotros!, aunque él en realidad, tampoco ha hecho nunca nada por el running. Pero admira a los que sí, como con Chemita Martinez o Martin Fiz, aunque tampoco sabe mucho de ellos. 

Él es runner, porque la gente de bien es runner. De todo lo que le explicaron otros sobre el running, él solo aprendió dos cosas: Ser runner es lo que hay que ser, y todo lo que es malo en el running, no es running en realidad. Salir a correr no es necesario, ni siquiera animar a los que lo hacen, uno es runner porque dice que lo es. Y si no, se compra una medalla y eso ya es bastante.

Si no eres runner, ¿para qué te haces pasar por runner?

Y obviamente tenemos a los que sin hacer exaltación, cumplen con sus mandamientos runner, hace sus entrenos en solitario o en compañia porque lo importante es el entreno y no que le vean entrenando, ayuda a los demás en carrera, respeta las normas y predica con el ejemplo... Así me lo enseñaron a mí, y así lo aprendí yo. Lastima que los anteriores ofendan el nombre de estos.

Me surgen dudas tras este post, dudas que no puedo callar. ¿Era Jesucristo runner y lo negaba? ¿es ese el secreto para caminar sobre el agua? ¿le dio Jesus un gel a Lazaro antes de decirle "levántate y anda"? ¿es la biblia la crónica de un ultratrail?


Tarareando...