martes, 29 de marzo de 2016

Correr relaja, como una buena...

Ducha.

Yo quiero una de estas

Es increíble como valoras lo que no tienes, esas pequeñas o grandes cosas que das por hecho hasta que no están. ¿Quién echa de menos una ducha? ducharse es algo que la mayoría hacemos a diario (o deberías, guarrete) unos por la mañana, otros por la noche. La mayoría de las veces, solo es una parte de la rutina del día, aunque algunas veces se convierte en un baño relajante, un rato de disfrute maravilloso en soledad, o en compañía. 

Así es correr para el corredor popular. Correr es algo que hacemos, tan simple y tan sencillo como eso, es algo que hacemos rutinariamente y que como la ducha matinal forma tanta parte de nuestro ser que no lo apreciamos cada vez que lo hacemos. Lo apreciamos cuando se convierte en un baño relajante, en un maravilloso rato de disfrute en soledad, o en compañía. O cuando lo dejamos de hacer un tiempo.

Con ella es mucho mejor, correr y la ducha.

Todos los que somos padres o madres hemos echado de menos la ducha, conseguir dos minutos cuando tienes un bebé en casa a veces es como intentar alcanzar al Conejo Blanco

¡Qué gran corredor el Conejo Blanco! ¿Os acordáis de él? Ahora que Eneko ya tiene dos años (un "niño grande" según sus propias palabras), Silvana y yo hace tiempo que tenemos las duchas como algo rutinario de nuevo y empezamos otra fase preciosa... ¡la de ver decenas de veces y a todas horas películas de dibujos animados! 

Y con ello, me estoy dando cuenta de la mucha importancia y lo poco que se le está valorando desde el running al trabajo de concienciación de los guionistas de las películas infantiles. 

¿Dónde tiene esto el ratón?


Porque mucho se habla de los valores que aportan a los niños en lo que respecta a familia, amistad y solidaridad; pero ¿Y la cantidad de runners que salen? ¿Es esto un plan secreto de Disney para vender zapatillas? ¿Existe un contrato entre Disney y algún fabricante deportivo?

El Conejo Blanco de Alicia en el país de las maravillas, ese runner que lleva un GPS más grande que su muñeca y lo tiene que llevar con una cadena colgando, ese que tiene la carrera tan planificada que va mirando su ritmo todo el rato, y la pobre Alicia haciendo la goma toda la película. Película que merece un post exclusivo, porque digo yo ¿Qué carajo se ha fumado Alicia para ver un ConejoBlanco que corre mirando el reloj mientras repite “¡Ay Dios! ¡Ay Dios! ¡Voy a llegar tarde!”? ¡Y la muy loca le sigue!

Queridos galos: si un día se os va la mano con el tinto y veis conejos hablando sin sentido, haceos el favor de irse para otro lado. 

¡He perdido la señal GPS!


¿Y el Rey León? Simba, que no era lector de este blog (ahora ya sí, estuvimos tomando una caña en el bar de Rafiki y le convencí, pero no era) y no se le ocurrió otra cosa que en su primera SanSilvestre colarse en el cajón de delante de todos. Así se vió, corriendo comodísimo a su ritmo rodeado de Ñuses… se hubiera leído los “consejos para la primera vez” y se lo habría pasado como las hienas ese día. 

Yo solo queria estar el primero en las fotos de RunOnline

Pero no termina ahí lo del DisneyRunning, no. Diez años antes de “Nacidos para correr” Disney saca a su versión de Tarzán. “Barefoot Trail Runner”, que en español se dice “el tío que corre descalzo por el campo” nada de caminitos de arena, o montañitas de rocas, Tarzán va a toda leche corriendo por las ramas como si le persiguiera Kilian Jornet. ¡Y le sobran pulmones para cantar! 

Pilla flow bajando, Barrantes

La Sirenita fue un intento clarísimo de meter una triatleta en todo esto, pero al no conseguir firmar un contrato decente (ya sabéis como es Disney) con una marca de bicis dijo: “¡a tomar por culo! ¡Que nade al principio y luego corra, nos saltamos una disciplina, que hubieran pagado los de Orbea, que se lo ofrecimos!” Y así quedó la peli, que se nota que le falta algo... ahora que lo sabéis, volved a verla, veréis como cuadra un tramo en bici en mitad de la película.  

Ropa ancha disimula siempre, amigos que quereis parecer otr@

Y no acaba aquí la historia de Disney y el atletismo, en Mulan hicieron un homenaje a Pinki Pramanik, modificando la nacionalidad de la atleta para evitar una querella por no pagarla derechos; Bolt fue cambiado de raza porque Usain exigía que el perro hiciera la postura del Arquero al final de cada escena; La vuelta al mundo en 80 días está basada en la historia de Francesca Canepa y Campanilla y el Secreto de las Hadas en la de Marta Dominguez, que también tenía polvo de hadas. 


¿Entonces nos metemos esto y volamos?

¡¿Qué?! ¿Qué estoy obsesionado y veo cosas que no hay? Pues si esto os parece obsesión, buscad en Google “Subliminal Messages in Disney”, que yo llevo unos meses sin correr pero hay alguno que lleva sin sexo desde 1985…
¿Estaba o no estaba Elsa animando a su compañero entrenando series?