miércoles, 27 de enero de 2016

Pies, ¿para qué os quiero?

No quiero escribir este post, nunca he querido escribir este post. La Aldea es un lugar optimista y feliz donde cuento pamplinas, éxitos, alegrías y oportunidades de ayudar a otros. Donde siempre intento sacaros una sonrisa.

Pero hoy no lo es, hoy es un lugar donde cuento una preocupación que necesito soltar y unos retos que podría tener que retrasar.

 Me toca llorona, alguna vez tenía que ser

Las casas se empiezan por los cimientos, nunca por el tejado, un tejado sin casa no se sostiene. Los deportistas se hacen en un todo, hay que trabajar desde el principio tanto el tejado como los cimientos porque alguna vez fallaran los cimientos y el tejado ha de seguir firme.

Mis pies son unos cabrones, así os lo digo. Hace un par de años empezaron a dolerme tanto que tuve que abandonar mi prometedora carrera como Drag Queen, que tantas alegrías había dado a propios y extraños. Y parar de correr.

 Con lo que me estilizaban estos zapatos

Fui al fisioterapeuta (mi primera opción y la de muchos), que juntó A+B. Corredor y dolor de pies, fascitis. Masajes y descanso, pero no mejoraba... fui al traumatólogo, ¿corredor y dolor de pies? Fascitis. No corras, haz vida normal (cualquier juez deportista considera esta frase como atenuante en caso de asesinato, que lo sepáis. Pero no lo hagáis, que la mayoría de los jueces son gente de "sillón").

Cambie la magnitud de medida del tiempo, pasé de "llevo n días sin correr" a "llevo n semanas sin correr". Fui a una osteópata, que me mando a un podólogo. ¿Vais haciendo cuentas? Mi visa, sí.

El podólogo sumo con más factores: dolor + corredor + pies planos y valgos = fascitis, e introdujo una derivada interesante: fascitis + plantillas = corredor feliz. Y me hice plantillero, ¡a estrenar zapas! (Por cierto, sigo teniendo en casa unas Ascis seminuevas. Interesados, contactad).

Esta es la primera muestra del desgaste

Más descanso, más pruebas, sospecha de síndrome del túnel tarsiano, ecografía, fascias ok, electromiograma ok, plantillas también en los zapatos de calle.

Me llamaron del banco, para preguntar si me había metido en la droja, tanto gasto, les dije que sí y me dieron un par de números de teléfono por si algún día tenía "necesidades urgentes" y mi proveedor fallaba. Da gusto que el banco se preocupe por uno.


Y desapareció. Más bien se redujo tanto que no molestaba, y podía correr. 8 meses después pude volver a correr. Y empecé este blog, y corrí kilómetros como no había hecho en la vida, cumplí retos (media maratón, 10k en menos de 47min,5k en menos de 23min). Y me puse nuevos retos (10k en 45 min, media maratón en 1h45min)... y de repente mis pies, mis odiados pies, han vuelto a doler.

Toca parar (10 días llevo), volver al podólogo, al fisioterapeuta, a replantearse retos... pienso en Ciervix y su gestión de una lesión difícil, en Campanirix que siempre sigue y en Creacaricaturix "Nunca ha habido una noche que no le haya seguido un día". Pero sobre todo, pienso en qué carajo les pasara a mis pies y si esta es la manera de devolverme que nunca me hayan gustado los pies y que no entienda que a alguien puedan parecerle bonitos.

Estos sí, estos son preciosos

Ahora más que nunca, #BeGalo, #BePositive.

 Esta ya os la he puesto, pero hoy hace falta