jueves, 15 de octubre de 2015

Aunque parezca mentira, me pongo

Si has leido el titulo del post y te ha venido a la cabeza una canción de 2001, que sepas que tienes un problema, y que lo compartimos. Dicen que las secuelas de las drogas o un plastico en el campo tardan mucho en desaparecer, pero una canción mala puede instalarse en tu cerebro para siempre.

Yo llegué al punto de sufrír un atraco y al grito de "las manos hacía arriba", contesté "las manos hacía abajo, y como los gorilas: Uh, uh, uh!". No solo me devolvio mi dinero, sino que me dió la tarjeta de su profesor de canto diciendo "inviertelo bien, hazlo por tu familia"

Asi es, el canto no es mi fuerte. Y mira que lo practico, canto en el coche, canto en la moto, canto en la ducha y canto hasta corriendo. Cuando corro con gente me dicen que les ayudo a ir más deprisa, fuerzan porque así me oiran cantar menos tiempo. Qué le voy a hacer si el veneno de la musica llevo en mi piel (¡oh, no! ¡Otra vez!); me gusta cantar, me relaja.

Dadle al link de arriba que canto yo.

Igual que cantar me relaja, hay cosas que me ponen nervioso. Normalmente, las cosas que me ilusionan: me pone nervioso tener una cita con mi chica, quedar con alguien a quien no conozco, o que conozco y respeto. Las cosas normales que nos ponen nerviosos a todos.

Pero hay dos cosas que me ponen nervioso como a un niño la tarde del 5 de enero: Esquiar y las carreras. Y me encanta que me pase.

¿¡¡Qué este año vamos a esquiar!!?

A esquiar voy una o dos veces al año (si tengo tiempo y dinero, no cada año), y siempre es así: hago la maleta el día antes de salir, y el día del viaje la deshago para asegurar que está todo y la vuelvo a hacer. Durante el camino ya no la abro, pero a veces me dan ganas de confirmar que la bolsa de las botas tiene mis botas dentro (¿qué va a tener, un mapache?).

Mapache, mapache

Normalmente llegamos a destino por la tarde y nos aclimatamos. Vamos a alquilar tablas, dar un paseo (postureo cazadoras de esqui), cenar, unas copitas, unas copitas, unas copitas y a dormir.... alguna vez nos hemos aclimatado tanto que se nos ha olvidado dormir.

Entonces coloco la ropa en una silla, los pantalones, la camiseta termica, la cazadora, los calcetines, las botas, braga, casco... todo listo para mañana despertar y vestirme en segundos (¿os suena esto, runners?), me meto en cama, pongo el despertador a las 8 y a dormir, a las 9 estaremos abriendo pistas.

Con lo poco que hace falta, el maletón que llevo yo
 

Dependiendo de como de "aclimatado" esté, suelo quedarme dormido rapido, casí siempre sin abrazar los guantes. 

A las 5 de la madrugada estoy despierto, pensando "mañana esquias".... a las 5:30 estoy despierto, pensando "me meo, que ganas de ir al baño dan estas copitas"... a las 6:00 estoy despierto, "¿habrá amanecido ya? ¿faltara mucho?"... las 6:30 "joder, no pasa el tiempo, tengo que descansar"...7:00, "si me levanto a desayunar, ¿despertare a alguien?"... 7:15, "venga, me levanto en silencio y voy usando el baño que en pistas es incomodo... menos mal que soy hombre y la parada tecnica grande la hago en casa. Si fuera chica no bebia ni agua en pistas"...7:17, ya estoy yo desayunando con los pantalones de esqui y la camiseta termica, intentando no hacer ruido mientras miro el parte para el día. Cuando se levantan los demás los asedio y persigo "¿Te hago un café? ¿voy preparando tostadas?"

La chacha del grupo soy

Una vez empiezo a esquiar suben las endorfinas, disfruto de cada giro, del esfuerzo cuando se pone dificil y de la sensación de flotar cuando la nieve está perfecta... sonrio, y canto, agradecido y emocionado (te ha vuelto a pasar, estás cantando la canción). Y al terminar, me hidrato convenientemente. Esa noche ya duermo como un bebé, el sueño acumulado y la felicidad.



¿Y cuando hay carrera? Pues en realidad ya os lo he contado, porque me pasa exactamente lo mismo, pero 12 o 14 veces al año. Y tanto en uno como el otro tengo el mismo nivel: mediocre con técnica poco depurada, pero disfrutón.

A puntito de caerme que voy

Estos nervios son la señal inequivoca de que disfruto y debo seguir, espero por muchos años, haciendo ambas. Hasta que deje de ponerme nervioso, hasta que no me haga ilusión.
 
Pocos consejos puedo dar a nadie, pero uno es sin duda: no perdais nunca la ilusión por lo que haceis, ya sea correr, esquiar, trabajar o dormir, lo que sea, con ilusión es muuuuucho mejor.


Así, sí
Nota del autor: He puesto muy pocos links en este post, todos al principio. Si los pinchais, no os arrepentireis... risas garantizadas.

La música de hoy, os va a durar un tiempito en la cabeza: