miércoles, 12 de agosto de 2015

Planeando mi entierro (pero sin prisa, que quede claro)

Una vez alguien me dio un consejo que hoy quiero compartir con vosotros, no recuerdo bien a la persona que me lo dió, era alguien al que conocia muy poco y no he vuelto a ver. Fue en uno de esos cursos que lamentablemente no me aportó nada en lo referido al temario del curso en sí, pero en el que aprendí algo importante. 

Imagina tu entierro, imagina tu entierro como en una tipica pelicula americana; de esas en las que se juntan muy solemnemente en el cementerio de la ciudad y, una vez el pastor ha dicho los formulismos habituales se invita a que alguien diga algo sobre el difunto.

Exactamente así


Piensa en tus diferentes circulos sociales y profesionales; tu trabajo, tu familia, tus amigos de aqui y tus amigos de alli, y piensa en una persona de cada uno de ellos. Visualiza a esa persona andando hacia un atril, posicionandose para hablar, para dedicar a los otros unas palabras sobre tí. Sobre el tú, que esa persona conoce.

Si lo whatsappea no vale

Piensa qué te gustaría que dijera sobre tí. Si se trata de una compañera de trabajo, probablemente te gustaría que dijera que eres un gran profesional, y un mejor compañero, que le encantó compartir tiempo contigo y resolver proyectos juntos. O a lo mejor es un amigo, que contará que estabas allí cuando te necesitó y que bien se lo pasaba de fiesta contigo.

Así será cuando caiga Runvispix

Después subirá otra persona al mismo atril, de otro de tus grupos, y luego otra y otra más. Y todos hablaran sobre tí. 

Piensa en lo que te gustaría que dijera cada una de esas personas que te importan. Y, de ahora en adelante, convierte tus deseos en realidad; comportate como quieres ser. 

El niño feliz, comparte
 
 
La verdad es que yo no sé si es el famoso karma, son los duendes del final del arcoiris, es suerte o es imbecilidad por mi parte, pero en mi caso o la vida me sonrie mucho más desde que sonrio mucho más, o me sigue dando las mismas tortas pero yo no me entero.

#BeGalo

Hoy escucho una versión en Galego mientras escribo