martes, 28 de abril de 2015

Maininjarix - La vida es como el maratón. Crees que sabes, pero no sabes una mierda. Y eso, amigo, es lo realmente cojonudo


Mientras paso al PC la entrevista con esta Gala, pienso… La Aldea me permite sacar mis pamplinas, escribir todos esos "monólogos" que nunca me atreveré a soltar con público en directo (¿o sí? pueden mandar sus ofertas económicas a somosgalos@gmail.com y mi representante las estudiará). A veces, también comentar formas de ayudar a otros y pequeños consejos sobre deportes de los que en realidad, no tengo ni idea. 

Pero lo mejor, es conocer a los Galos. Gente que se abre, cuenta, disfrutamos, y al final, tenemos un nuevo amigo.

Galos y Galas, pónganse en pie y aplaudan que van a conocer a... ¡Maininjarix! la que hace el mejor café del mundo, la primera que habla antes que la pregunte, la que hace dos días terminó su segundo Maratón. Puro Rock ‘N’ Roll:


La dieta pre-maratón es tan dura que al acabar, te comes lo que sea

Estoy muy contenta con esto de pertenecer a la Aldea. Me encantan las personas que hacen este mundo un poco más feliz a los demás o más fácil, o las dos.

Me llamo Maite y llevo 32 añazos dando guerra por el mundo. Ahora mismo soy Comercial Técnico. Asesoro a nuestros clientes, cobrando por ello y por la solución implantada para su problema. Me paso la vida subida a azoteas de Madrid mirando el horizonte de esta ciudad como muy pocos afortunados lo han visto. Y hasta aquí el lado bonito, el feo es que no me dedico a lo que me gustaría dedicarme, mi trabajo es muy estresante y no está precisamente bien pagado. 

Lo primero es darte un nombre galo.... Hola Maininjarix!

Gracias por venir a la Aldea. He pensado que podriamos hablar mientras corremos un Maratón desde la meta hasta la salida... ¿te apuntas? que no se entere el entrenador, que estás en descanso despues del domingo (Enhorabuena por esa medalla)

Acabas de retar a una Ninja… por supuesto que me apunto. Y sonriendo

Desde el 42.195 al 42.000

Lo mejor de lo mejor, alegría desbordada, lágrimas de felicidad. El duro trabajo de meses da sus frutos.  

Si me preguntas por mi poción te diré que... a veces es un poco de todo, de todo un poco. 

Soy la madre adoptiva de Antoine. Yo que le tenía miedo a los perros me veo amándolos porque son seres increíbles. Adoptad por favor, nos necesitan y nosotros a ellos. Nuestras vidas son mejores con animales cerca, nos enseñan a ser menos racionales, más sentimentales, más instintivos. A ser felices con poco, a disfrutar el momento, a ser cariñosos, a no conocer el rencor.

Menos mal que con la medalla ya no tiene hambre

Mi hermana (@animaldestroyer). La otra mitad de un todo, el pedazo de trozo que me llena. No puedo concebir mi mundo sin ella. Desde que nació mi vida cambio a mejor, siempre nos hemos apoyado, somos sinceras la una con la otra y si no estamos de acuerdo en algo, apretamos los dientes y nos cogemos de la mano y luchamos juntas, porque el desacuerdo es temporal pero lo nuestro es para siempre.

La cerveza, el rock and roll, el chocolate y los libros esos de hojas que puedo oler y tocar.

Desde el 42.000 al 30.000 

El hombre del mazo, el muro, la pájara. La que no deseamos a ningún otro corredor nunca, pero que a veces aparece y hay que superarla….. sí, tus Romanos. 

Puffff, hay tantas cosas que me ponen de los nervios en esta sociedad, en este mundo que hemos creado que no tendríamos con hoy.  

Te diré que sobre todo, estoy cansada de que nos obliguen a mirar tanto al futuro: Hipotécate para 40 años; ¿qué quieres ser cuando seas mayor?; ¡ten hijos a los 30!. 

Estoy harta de los condicionantes, del que te mira raro porque con 35 años quieres dejar la profesión a la que te dedicas para emprender un camino nuevo que no sabes cómo saldrá. Harta del ¿y tú, para cuando te casas? Y del ¿y tú, para cuando los niños? ... ¡BASTA!.


Ninjadonuts, de dos en dos

Y así amigos, es como una Ninja salta un muro y le revienta la cara al tío del mazo antes de que se dé cuenta. El Tío del Mazo tiene pesadillas con Maininjarix… ¡BASTA! ¡CONMIGO NO PUEDES, YO SOY MAININJARIX! 

Sigamos corriendo hacia atrás…

Desde el muro, hasta la media Maratón (21.097).

La gran referencia, cuando cruzas la media te das cuenta de muchas cosas (si vas bien para otra, si el ritmo es el adecuado, es el momento de repasar lo recorrido, sacar algunas conclusiones mientras aún no estás demasiado cansada). 

¿Por qué corres? 

Empecé a correr hará unos 3 años y si te soy sincera no sé muy bien por qué me calce las zapatillas la primera vez, porqué no escogí una bici, o los patines, o me fui nadar. Quizá porque las zapatillas estaban allí, en el suelo de mi habitación mirándome. Y claro, les devolví el gesto. 


Me alegra muchísimo que no fuera nadar, nadando hay que cerrar la boca y se sonríe mucho menos tiempo. Además, es difícil charlar nadando y corriendo los hay que no se callan. 

Y qué coño, ¡yo no sé nadar!  

Al principio corría con más pena que gloria. Apenas aguantaba 10 min sin parar porque me ahogaba, me lesione varias veces y no sabía que esto se media en km ni en min/km. Lo único que sabía es que el rato que estaba preparándome para correr, que corría y que volvía, no me lo pasaba llorando. Porque cuando empecé a correr estaba inmersa en una depresión (de esas en las que te médicas y todo) y no veía luz al final del túnel. 

Siento romper el ritmo de la conversación Maite, pero tengo que darte las gracias por contar esto. Con que una sola persona que hoy está deprimida lo lea, decida seguir tu ejemplo y termine sonriendo la mitad de lo que tú sonríes habrá sido la hostia. Gracias por abrir tu corazón, en serio.
Superaste los 10 minutos…. 

Poco a poco y con mucho esfuerzo esos 10 minutos se convirtieron en 10 kilómetros. Esos 10 kilómetros en 21 y esos 21 en 42. Y además de abandonar los medicamentos, en este proceso aprendí muchas cosas. 

1. No estás solo. Cuando estas jodido sigue habiendo gente que te quiere a tu lado y que te lo demuestra y te ayuda.

2. No eres un fracasado porque tu vida no sea como esperabas o como debería ser. 

3. Hay que echarle pelotas a la vida, muchas pelotas, muchas pero muchas. Y miles de millones de billones de sonrisas. Y la vida, que es a veces una hija de la gran puta (quita el taco si es excesivo o si lo leen los niños) pues se jode de tanto tener que luchar en tu contra y de tanto verte sonreír y te permite momentos de felicidad aunque lo que te rodea no sea perfecto.

100% de acuerdo contigo. Ser Galo, no es creer vivir en un mundo perfecto, es disfrutar de ese mundo imperfecto y sacar lo bueno que tiene. Y si puedes mejorar lo malo, pues mejor aun.

Y si sonrio, es porque me lo paso bien.

Primera medía Maratón, desde los 21.097 hasta la salida.

Los encuentros antes de la salida, los abrazos y los deseos de suerte, los amigos, esos locos que corren o animan.  

Corriendo he conocido a gente estupenda. Ahora me siento un poco verde (drinkingrunner) un poco dura (tractorismo) un poco au au au (espartanos) y ahora también un poco BePositive (galos). 

Y antes de la salida de nuestro Maratón, voy a decirte amigo una cosa. No solo vas a enfrentarte a una carrera, vas a enfrentarte a la vida. 

El mundo está lleno de gente maravillosa que corre a tu lado y que te vas encontrando por el sendero. Lleno de caminos que tomar, de cambios de ritmo, de suelas llenas de polvo y machacadas de tanto asfalto, de puestas y salidas de sol, de manos de niños que chocan, de voluntarios dándonos agua en los avituallamientos, de metas que una vez cruzadas son solo la salida de la siguiente carrera. 

De cuestas que parece imposible subir pero que subes, si no es hoy es mañana, pero la subes; de bajadas, de dejarte llevar, de salir para 10 minutos y volver en tres horas. De perderte, de encontrarte, de llorar y de reír. De la cerveza de después. 

La vida es como el maratón. Crees que sabes, pero no sabes una mierda. Y eso, amigo, es lo realmente cojonudo, que no sabemos una mierda.


No importa nada, si vas bien acompañada

¡Qué también sé estar sin deportivas!
Espero de corazón que te haya sacado una sonrisa. Aunque sea una pequeña. ¡¡Sus quiero!! 


Vaya que sí. Muchisimas gracias. 

¡¡¡Musicón!!!! (Dedicada con amor a su otra mitad, de ella, la dedica ella):