martes, 24 de marzo de 2015

El Maratón descapotable

Me he hecho el duro mucho tiempo, demasiado. Ya no podía vivir así. Me costaba concebir el sueño, no disfrutaba de mis rodajes, los torreznos crujían sin melodía y ni la cerveza sabia a cerveza... no podía más.

Las abdominales hacia abajo no funcionan

Paso a su lado y finjo no mirarle, pero le miro, me acerco a otro para apoyarme cuando lo necesito a él y ya ni tan siquiera le dejo sujetar mi bebida. Le veo cada vuelta y cada vuelta me acuerdo de que nos hicimos daño, y de que no he sido justo con él. Sé que en el fondo, no es culpable. Fue mi seguir el camino sin miramientos lo que generó nuestro encontronazo, lo que rompió nuestra felicidad. No puedo más, he dado el primer paso.
 
- Hola 
- "....."
- ¿sigues enfadado conmigo?
- "....."
- Y si, por todas esas noches buenas juntos, por todos esos ratos de intimidad, y si recuperamos lo que teníamos. Ni más ni menos te pido, solo que lo nuestro, vuelva a ser lo nuestro. 
- "mmmmm"
- ¿qué te preocupa?
- "Me hiciste daño, me lo volverás a hacer."
- No fue a drede, yo también salí herido de lo nuestro. No se repetirá.
- "Te reiste de mí."
- Soy un payaso, pero no hubo maldad.

¡Que alegría volver a amarte!

Los dos nos sentamos mejor, el uno con el otro y el otro con el uno, y charlamos sobre la vida. Concretamente, sobre envejecer. 

"Cuando yo fuí castigado a vivir en Carabanchel, los señores de 30 y 40 años eran eso, señores. Trabajaban y se iban a sus casas de lunes a viernes, y los fines de semana había partida de cartas, paseo con las familias y conversaciones sobre cómo está el país. Ahora os seguís comportando como si tuvierais 15, no habéis parado: volvéis bebidos, os vais con los amigotes un día sí y otro también. ¡Si hasta venís a daros el lote encima mía! ¡ni para casa propia ahorrais!"

Quizás esa era la razón por la que esos señores tenían unos momentos en los que no podían más de aburridas y preocupadas que eran sus vidas y los llamaban "Crisis de los".

Eso a nosotros no nos pasa, yo con 30 años me compré mi primera moto y me hice un tatuaje, pero porque sigo siendo joven. ¡No tiene nada que ver con crisis ninguna!

Mi supermoto, o una muy parecida.

"Antes, al cumplir los 40... bueno, al cumplir los 40 más o menos. Podía ser en el 39 o en el 42, en España no hemos sido muy estrictos para nada en la vida, si un "ya casi estoy" puede durar 20 minutos, la crisis de los 40 puede aparecer a los 45 años. 

Antes, al cumplir los 40 surgía en algunos hombres una necesidad que se teñían el pelo (o se compraban un peluquin) y, allá donde había posibles, cambiaban el utilitario, por un descapotable: Ese símbolo de salvaje libertad que vuelve locas a las jóvenes...."

¿En serio? la mayoria de los descapotables y deportivos caros que me cruzo en Madrid los conduce un señor que volverá locas a sus nietas, si acaso. O ellas a él, manchando los asientos del descapotable con sus gusanitos, sus patatas fritas y sus zapatitos. 

Conductor promedio de descapotable en Madrid

"Ahora, a los que decís no tener crisis, os da por el deporte. ¿Qué demonios pasará por la mente de un hombre de 40 años, que no ha hecho deporte en la vida más allá de los partidos solteros-casados de las fiestas del pueblo para apuntarse a un maratón con 3 meses de preparación? yo te lo digo: tetas, que es lo que pasa por la mente de un hombre todo el rato. 

Juan, compañero de pupitre en el instituto, "El Porros" le llamaban hasta en su casa, de lo que se fumaba... vivia de cerveza, pizza, chocolate y kalimotxo. Pues El Porros ha corrido un maratón, lo ha subido al Facebook y no veas la de amigas del Facebook que tiene El Porros, y lo buenas que están, las deportistas. Si El Porros puede, yo tengo que poder el doble, que sacaba mucho mejor nota en gimnasia.... hace 25 años, 25. 
El Porros en el instituto

Pero es que resulta que El Porros un día dejó de ser El Porros y se convirtió en Juan, y Juan es un señor que entrena 3-4 veces por semana desde hace años. Y se cuida, y no cena fabada de lata, y las chicas son un equipo de baloncesto de monjas. Pero eso, no lo quereis ver. Vosotros solo veis que El Porros ha corido un Maratón, y que sacabais mejor nota que él en gimnasia... hace 25 años. 

Y con dos cojones y medio cerebro te apuntas al Maratón que hay el mes que viene en tu ciudad, y gracias a dios que has visto el Facebook del Porros y no el de Manuel, que le gusta nadar y hace IronMan; porque con el subidon de Crisis de los 40 y "que sacabas mejor nota en gimnasia", te apuntas a los 4 desiertos, al UltraMan y a batir el record del mundo de caida libre

Tú, después de 3kms ahora. 

Lo mejor es que en ese mes que te queda para el Maratón te lesiones entrenando o tengas unas agujetas que no puedas moverte (porque el primer día que sales a correr dices "me voy a hacer 15 o 20 kms, que es solo la mitad, debe ser facil. En cuanto me acabe el cigarro me pongo las bambas"... y en el km 3 ves una luz al final de un tunel, oyes las trompetas celestiales y te vuelves a tu casa pensando: "Que cabrón El Porros, seguro que se ha apuntado a un club y le han dicho el truco." 

Sólo hay un truco, constancia

Si después de eso te queda animo y un poquito de cabeza, pues olvidas la Maratón del mes que viene y empiezas a correr como se debe. Bueno, como se debe no, con un poquito de obsesión, tú no quieres correr, tú quieres hacer un Maratón y llenarte el Facebook de tias buenas, como El Porros. 

La verdad es que el banco tiene un poco de razón, así en general. Solo espero que los Galos tengamos un poco más de cabeza que su amigo, y no tengamos tanta prisa por intentar cosas para las que no estamos preparados. Y sobre todo, sobre todo.... que el correr no sea vuestro descapotable, que no sea el capricho que se queda en el garaje y solo valga para contar "Pues yo una vez, corrí un Maratón" mientras sujetais un Sol y Sombra con una mano en la barriga.

Bonitos, ¿verdad?

Os dejo por hoy, que tengo que ir a comprar unos manguitos para hacer un IronMan. ¿qué yo no sé nadar? bueno, no creo que sea tan importante, tampoco sé montar en bici.

P.D.: El tipo de la foto pesaba 180 kgs cuando terminó un maratón en 10 horas... en el km 13 dejó de correr e hizo el resto andando. Amigos, eso no son maneras Galas.