martes, 17 de febrero de 2015

Matxakeitorx presenta - Fundación Síndrome de Down del País Vasco


En todas provincias, en muchas ciudades y en algunos pueblos hay una Asociación Sindrome de Down. En ellas, hay grupos de voluntarios que invierten parte de su tiempo en hacer un poco mejor la vida de una seríe de personas que por causas ajenas a ellos mismos, la mayoria ajenas a nadie; han tenido una suerte distinta al nacer.

Mi buen amigo Mikel, del centro mismo de Bilbao; es voluntario desde hace bastante tiempo de la  Fundación Síndrome de Down del País Vasco. Y, además de ayudar, rellena el deposito de poción; así que le he pedido que nos cuente un poco de qué va todo eso.

Podéis ver algunas fotos más en el blog de tiempo libre de la fundación, son pura poción.


Le voy a ayudar un poco con lo del gracejo, que ya sabeis: 

 




Epa,

"Epa" quiere decir:


Hace ya más de 5 años que iba caminando por Bilbao y vi un grupo de discapacitados (¿es políticamente correcto ése término? Me pierdo ya con los términos) de paseo, y resulta que una de las voluntarias que les acompañaba había sido compañera mía de la universidad.

Ella llevaba de la mano una niña con Sindrome de Down, yo me puse al lado para charlar, y en un momento dado la niña me cogió de la mano. Aquello fue un flechazo, me enamoré al instante; y decidí ser uno de esos chicos que, hasta entonces, solo me cruzaba por la calle y pensaba "que buena labor hacen".


Fui a la fundación donde una de las responsables de tiempo libre, Izaskun (majisima), me explicó que todos los sábados a la tarde (y algún fin de semana completo) se hacen actividades de ocio. Yo no podía invertir tanto tiempo, así que quedamos en que ayudaría cuando pudiera, sin un compromiso fijo. 

El termino correcto en la fundación es "usuarios", pero a mi no me gusta y les llamo chavales a todos, aunque los de mi grupo (el 1, se reparten por edades),que tienen de 26 a 53 años, son los más mayores de la fundación. Esto concuerda conmigo, que soy el voluntario más viejo.






La media de edad de los voluntarios estará sobre los 22 añitos; eso me ocasiona situaciones curiosas como por ejemplo hablar de Dire Straits o de Ben Kigsley y que no se me entienda, o al revés que hablen de algún grupo de actualidad y sea yo el que anda perdido.


Ya hace 5 años que empecé y ahora tengo cientos de anécdotas para contar. Los chavales se han convertido en parte de la familia: les felicito por sus cumpleaños, hablo a mi mujer y a mi ama (madre) de ellos (Mi mujer incluso me acompaña a alguna actividad y una vez que fuimos a ver un museo cerca de casa de mis aitas (padres) les llevé a donde viven para que mi ama les conociese). Se nota que se me cae la baba con ellos, ¿no?

Desde el año pasado, además de las actividades de tiempo libre de los sábados y las salidas de fin de semana se están llevando a cabo otro tipo en las que van chavales de distintos grupos. Por ejemplo galas de halloween y de navidad, ocio lúdico (conciertos de Malú, Maldita Nerea, ...) y ocio deportivo (dos o tres clases de un determinado deporte como boxeo, yoga, etc.) a las que me suelo apuntar siempre que puedo.



Os animo a poneros en contacto con la asociación Sindrome de Down de vuestra ciudad o pueblo y animaros a que seáis voluntarios aunque sea a tiempo parcial. Una frase muy usada pero totalmente cierta: recibes MUCHO más que lo que das.

Un besazo,
Mikel  


Eskerrik asko, Mikel

La musica, la elije el invitado: