martes, 30 de diciembre de 2014

Elegir carrera



Dejas a tus hijos con los abuelos para tener una “cita” con tu pareja, esa con la que duermes cada noche. El plan más habitual suele ser hacer esas cosas que hacías antes de ser padres y que ahora pasan cada mucho tiempo. No, esas no, lo de cenar e ir al cine.



Y cenas, y vas al cine y toca elegir qué película vas a ver; para los que no son padres y pueden ir cada semana esto sonará estúpido, pero cuando es el día que vas a ir al cine en el año, creedme, es una decisión importante. Empieza la negociación:

- Yo quiero ver esta.
- Yo esta otra.
- ¿Esa? Esa la vemos en casa cualquier noche, vamos a aprovechar para ver una que merezca la pena la pantalla grande y el audio del cine.
- Esta táctica me la colaste la última vez, me toca elegir a mí.

Al final prefiero que elija ella, porque no se me da bien elegir; lo paso fatal… ¿fresa o chocolate? ¿rojo o azul? ¿verano o invierno? ¿tanga o bóxer? Algunas mañanas simplemente salgo desnudo por no elegir. En mi trabajo no lo entienden, que falta de sentido del humor.

Juro haber buscado "desnudo en oficina" buscando algo gracioso. 
No lo hagais... lo habéis hecho.

Pero hay una cosa que aunque me parece igual de difícil de elegir me gusta hacerlo, a mí y a muchos corredores (perdón, runners): Carreras, me gusta elegir carreras. Solo conozco un corredor que, no pudiendo elegir carrera ha optado por correrlas todas; el gran Shinichi. Él no se ha pronunciado al respecto, pero yo estoy convencido de que esa es la razón verdadera.

Yo hago así:

Pienso en la distancia más larga que voy a hacer en el año y cuando la voy a hacer por primera vez (si estás subiendo en kilometros, así también te organizas un plan): El año pasado volví a correr en agosto tras meses de inactividad y decidí que quería hacer 10 kms en diciembre en Aranjuez, lo que suponía pasar de 0 a 10 kms en 4 meses, razonable. Esa es mi “carrera importante”

Si no conozco carrera en esa época, pregunto en foros y redes a los que conocen más: En 2015 aún no lo sé. ¿una media maratón en septiembre – octubre? Parece razonable.

Voy eligiendo una o dos carreras al mes de distancia menor que la “carrera del año”; este año han sido:


 y ahora sí que elijo como me gusta:

Inciso: ¿Saben aquel que diu “si tienes que elegir entre Julio Iglesias y su hijo, ¿quién eliges?” “elijo el hijo” “sí, pero ¿quién eliges?” (estupidez sin patrocinador, interesados contactar) 



  1. ¿La he corrido antes y me ha gustado como para repetir? Muy importante, la primera opinión es mi experiencia. Adoro correr en Aranjuez, por ejemplo.
  2. ¿Es solidaria? Que mi dinero ayude a alguien suma puntos, siempre.
  3.  ¿Hay recogida de alimentos de los @drinkingrunners? La solidaridad, si es #kmsXalimentos, suma dobles puntos, porque incluye #Run4fun.
  4. ¿Cómo es el recorrido? He oído que hay carreras cuyo recorrido es mayoritariamente en un polígono industrial, otras cruzan por monumentos, grandes parques o jardines emblemáticos… vosotros mismos, yo si corro en un polígono es que estoy robando cobre.
  5. Por último, precio y bolsa del corredor: Hago una o dos al mes, si bien no voy a arruinarme ni quitarme la hipoteca si pago 10 € o 14 € por cada una, y una vez al año dono las camisetas que no uso, otra cosa es si me piden 20€ en una carrera que solo tiene un avituallamiento, eso tiene que estar muy bien justificado.

Luego se lo comento a los amigos, que siempre hay alguno que coincide y echas unas risas antes, después, durante la carrera. Pero con tanto amigo físico y virtual, es prácticamente imposible que no coincidas con alguien en tu comunidad… y si eres de Madrid, ¿es prácticamente imposible que no esté Shinichi! Yo a veces, hasta me preocupo si no le veo ¿estará bien? Menos mal que llega el lunes, ves sus fotos en Facebook y ya te despreocupas, estaba corriendo en otros dos sitios.

Correr con amigos, mola más
 
Y como no, siempre estoy y siempre estaré en mi querida Carrera Marugan Memorial Santi (Primeros de mayo, finales de abril); cuya historia os contaré, cuando toque.



Mientras escribo suena:

lunes, 22 de diciembre de 2014

Navidad, dulce regalar, maravilloso ayudar


Ya está aquí, ya llega... es ¡La San Silvestre! miles de corredores disfrazados recorriendo las calles de ciudades y pueblos, cientos de carreras ludico-festivas. Miles de corredores dispuestos a despedir el año divirtiendose juntos, incluso dicen que algunos van a correr... y otros que incluso corren. ¿Leyenda urbana?



Lo que es seguro es que en las proximas semanas todos vais a ir a comprar regalos para vuestros seres queridos. Tanto como que si os dejais caer algo para la aldea, os llevais un abrazo.

¿Ya habeís pensado qué regalar? ¿y donde comprarlo? por primera vez, aunque no ultima, me gustaría pediros que penseis en algo, cinco minutos solo, no os pido más.

Resulta que España es el país más solidario del mundo y cuando alguien necesita ayuda nos juntamos como nadie, recogemos alimentos, donamos sangre, organos, mandamos dinero, llamamos a la tele... Somos cojonudos, vaya. Lo somos, en serio. Creedlo, sois parte del mejor grupo de personas del mundo.

Pero, ¿y si ayudamos un poco para que no haya que ayudar?. Yo no soy un experto economico, ni un experto en nada, ni medio listo; pero así lo veo, y así lo cuento. 

Si compras tus regalos en una tienda fisica (mejor si es del barrio) resulta que una parte de tu dinero se la queda el tendero, y sus empleados, que luego van y se lo gastan en otras tiendas fisicas, y ellos en otras, y así. Hacen falta más empleados y tenderos, menos gente se va al paro. ¿cuanta gente trabajaba en gasolineras hace 10 años? ¿cuanta trabaja ahora, que aceptamos echarnos la gasolina nosotros, la mitad, un tercio? 



Y los impuestos se quedan aqui, y una vez restado lo que te roba el politico de turno (eso es valor fijo), vale para sanidad, o educación, o jubilación, o ayuda social, o lo que sea. Si se ingresa menos, como el politico se sigue llevando su fijo, menos hay para el resto de cosas. 

"Es más barato si compras por Internet en una pagina de otro pais, y puedo comprar más y mejor". Verdad, absolutamente verdad; mientras tengas trabajo, porque tu jefe el día que no gane dinero cierra, te quedas en la calle y no compras, ni en internet ni en Mercadona. ¿de verdad necesitas más y mejor? ¿de verdad es mucho más barato? yo no lo sé; en serio, no lo sé. Ni me importa.



El dinero es (más o menos) el que hay, y se mueve. Y si no se mueve entre nosotros se mueve hacia otros, y nadie garantiza que vuelva. 

Asi que, por una vez, se egoista. Se muy egoista, y no dones el dinero a los que lo necesitan porque tienen necesidad, haz que se lo ganen, te den un servicio y evita esa necesidad. Si tienes una gasolinera cerca en la que te sirvan la gasolina, ve a esa. Si vas a una gran superficie y hay cajas con cajeros, usa esas y no las de "cobrese usted mismo", compra los billetes del metro a la taquillera, y quejate si no la hay. 

No culpes solo a los demás "que lo hagan más barato, que sean más competitivos" (que también, amigos tenderos, también. También hay que currarselo un poco); ponte un poco en su lugar, sé un poco Galo. 

Lo dicho, perdonad el tono serio que no es lo normal en mi. Gracias por leerlo y compartirlo. 

La proxima, seguimos con sonrisotas bien positivas, bien Galas.

Mientras escribo escucho: 



Y por si te sobran otros 5 minutos, un comic muy enriquecedor sobre el tema.