jueves, 16 de noviembre de 2017

La experiencia Behobia - San Sebastian 2017



-         Mamá, me voy a Donostia, a correr la Behobia – San Sebastian
-         Muy bien, hijo. Que te lo pases muy bien, pero no te canses mucho. Luego me cuentas lo que es. 
Pues eso, para mi madre y para todo el que tenga interés: La Behobia, mi Behobia.

La Behobia, la reina de las carreras populares. La que corren 7.000 corredores locales y 23.000 foraneos, la que agotaba dorsales en un par de horas, en la que también se triplicaban los precios del alojamiento en la zona para el fin de semana del evento.

He oido hablar de la Behobia a dos tipos de personas, los que la habian corrido y los que la querian correr. Nunca nadie me habló mal de ella, lo más “es muy cara, pero merece la pena”  

Novia de muchos, amante de pocos, la Behobia... Esta frase no significa nada, pero no podeis negar que ha quedado superchula y va a ser preciosa en los tuits.

Pues este año ha sido, aprovechando varias coyunturas (entre las que se destaca que hubiera dorsales disponibles a mediados de septiembre, . ¿Dónde estarán aquellas 2 horas de gente pulsando F5?) me he ido hasta Donostia corriendo desde Behobia. 

 
Pa pensarselo

La experiencia Behobia

(porque no ha sido solo una carrera, ha sido una experiencia)

Domingo 13:00… casí ni me acuerdo del final, acelerar, sonréir, más de 3kms de publico continúo y gritón, acelerar más, sonreir más, no querer frenar, no poder frenar… un arco, y luego otro, y luego otro más ¿no se acaba nunca esto, carajo?, más subidón, más deprisa, y la meta. Tras la meta, de nuevo, los amigos. Los que te esperan, los que te llevan a casa para que no sufras la vuelta en el topo.

¿habré ganado sin darme cuenta? me han dado una medalla

Sabado 23:30. El ambiente de hoy no tiene nada que ver con el de ayer, Donostia está muy tranquila... alguno hay de fiesta, pero la mayoria de relojes estan camino o en la cama, mañana se corre, se anima, se sufre y se goza.


Más maratonianos que personas en la mesa

Domingo, km 12. Rodillas muy cargadas. “Samy, o suelto las piernas o me voy a hacer daño”, “Dale Depe, nos vemos en meta”… vamos a ver que tan duras son Capuchinos y Miracruz. 

Viernes, 23:00. La experiencia Behobia en su maximo esplendor. Cena de pintxos seguida de fiesta, copas y risas con compañeros de piso a los que acabamos de conocer y bares llenos en los que mires a quien mires, lleva un reloj GPS en la muñeca.
Gente de casi cualquier lugar del territorio unida hoy por muchas ganas de divertirse en un ambiente muy sano del que nos retiramos bastante tarde sin ver una pelea, una discusión subida de tono o un roce no cariñoso. Primer triunfo de la experiencia, esto va a molar.


Powerade de cola, Aquarius de naranja


Sabado 9:30 Rodajes de activación bajo la lluvia. Mañana correremos por la Fundación Dravet, hoy quiero correr con Markel, no se va a quedar sin salir conmigo justo este fin de semana. Las activaciones con los cracks Chemita Martinez y Raul Gomez en Donostia, yo corro en Errenteria con un señor con gorra y otro sin ella, muy majos, que me dan consejos.

Markel, tú corres mucho conmigo. Espero que te guste

Sabado 12:00 Al Kursaal, a recoger los dorsales en la feria. ¿Feria? Enorme decepción, una carrera de 30.000 dorsales y su feria es simplemente una tienda de Adidas con recogida de dorsales. Parece que es algo temporal por las obras de Anoeta, que suerte la mia.

Domingo, ya no sé la hora qué es. Llevamos 16 kms y pico de carrera. Es absolutamente increible la cantidad de publico que hay en todas partes, no hemos corrido 400 metros sin publico. Dicen tantas veces “Aupa Jorge” que me duele el cuello de girarme a ver quien ha sido por si conozco. Ahí estan, Felix, Jose, Raquel, Naira y los grandes Oier e Iker… parada, abrazos, besos, que subidón de personas humanas tan humanas; se os quiere. 

Falta el que hace la foto, el grandisimo Jose


Pero no me he enamorado de la carrera, no seré novio de la Behobia-San Sebastian, no quiero una relación fiel que dure años. Me la quedo de amante, de repetir con ella de vez en cuando, ha sido muy divertida y me ha tratado muy bien. Sigo sin haber corrido la carrera que quiera repetir una y otra vez; habrá que seguir mirando bajo las chapas. 


Ha sido genial, pero estoy seguro que habria sido genial compartir el finde con la misma gente en cualquier otra carrera del mundo. La carrera tiene el mejor publico que he visto nunca, pero también algunas incomodidades inevitables (tren, autobus, 30.000 corredores para la salida) que, aunque resuelven increiblemente bien, lo son.

¿Volveré? Si viviera en San Sebastian seguramente cada año, pero desde Carabanchel supone un esfuerzo que no creo que me merezca repetir cada año. Hay muchas carreras por vivir antes.

¿La recomiendo? Vosotros mismos, yo estoy muy contento de haberla corrido.  

#BeGalo